Gisela Boscán: “Estamos aquí resistiendo para echar adelante la universidad”

Profesora Gisela Boscán, Decanato Experimental de Humanidades y Artes (DEHA-UCLA)

Desde el pasado 16 de septiembre, la mayoría del personal docente, administrativo y obrero han acudido sin contratiempos a las instalaciones del Decanato Experimental de Humanidades y Artes de la Universidad Centroccidental Lisandro Alvarado (DEHA-UCLA), a ejercer las funciones que les corresponden, a pesar de la situación que se vive con la falla del transporte, la falta de efectivo y otras problemáticas sociales que afectan a la sociedad.

Su máxima autoridad, profesora Gisela Boscán, aseguró que de los cuatros programas que maneja el decanato, tres (Licenciatura en Música; Desarrollo Humano y Psicología) se están preparando para iniciar sus actividades de lapso académico, comenzando el pasado lunes 7 de octubre con la semana de iniciación para que los nuevos egresados se vayan familiarizando con las carreras que escogieron. “Estamos tranquilos porque mantenemos los entandares de las matrículas. En Psicología contamos con 123 estudiantes, mientras que con Música y Desarrollo Humano se manejan entre 50 y 60 nuevos ingresos, por programa”.

Destacó la labor profesional de muchos profesores que comenzaron con sus programas de asesorías, recuperación y refrescamiento de conocimientos antes de iniciar las actividades académicas. También aplaudió el esfuerzo que hace el personal administrativo y obrero, así con las autoridades y estudiantes que por las condiciones físicas en las instalaciones del antiguo Cuartel Jacinto Lara, ubicado frente a la Torre David, centro de Barquisimeto, han tenido que armarse para limpiar los espacios y hacer de ellos áreas aptas para trabajar y recibir clases.

“Hay muchas limitaciones por la crisis que atraviesa el país, donde la UCLA se ha visto seriamente afectada, pero eso nos ha llevado a asumir estrategias para responder al compromiso que tenemos cada uno de los involucrados para dar lo mejor de sí, es un ejercicio de corresponsabilidad. Sí hay que limpiar, lo hacemos todos, el beneficio es para todos. No es el deber ser, pero no no podemos quedar de brazos cruzados”, destacó la profesora Boscán. Agradeció el apoyo que han recibido de instituciones públicas como Imaubar, que han retirado algunos escombros y basura de los alrededores del decanato.

Entre las limitaciones que pudieran paralizar las actividades académicas pudiera ser la renuncia de algunos docentes, si continúa en desmejora la situación país, o que los estudiantes dejen de asistir a las aulas de clases, situación que a la fecha no se ha presentado “por ese compromiso que tenemos cada uno de los que hacemos vida dentro del Decanato Experimental de Humanidades y Artes. Esperemos que no suceda. Seguimos en píe de lucha avanzando y siguiendo adelante desde el punto de vista académico y administrativo. Hay mucho por hacer”.

Sobre la crisis presupuestaria y financiera que atraviesa la Universidad Centroccidental Lisandro Alvarado (UCLA), llamó a las autoridades con competencia municipal, regional y nacional a no perder de vistas los recintos universitarios porque allí se encuentran los estudiantes, el futuro del país, y donde se tiene que reconocer el esfuerzo de los docentes, administrativos y obreros que luchan contra todas las adversidades para seguir brindando una educación de ética y calidad, con respeto y tolerancia a la diversidad, “estamos aquí resistiendo para echar adelante la universidad”.

En otro orden, la autoridad del Decanato Experimental de Humanidades y Artes (DEHA), mostró su satisfacción por la iniciativa tomada en días pasados por la Dirección de Cultura de la UCLA, de homenajear el 57 Aniversario de la UCLA, los 161 años del natalicio del epónimo Lisandro Alvarado y los 367 años de la fundación de Barquisimeto con un concierto que ofreció la Orquesta Mavare, en las instalaciones del antiguo Cuartel Jacinto Lara. “Para mí fue una gran satisfacción que hayan seleccionado el decanato para cerrar con ese concierto que se le brindó a la ciudad, y a nuestra universidad. Fue un regalo hermoso y emotivo. Nos compromete más en nuestras alianzas que nos permitan superar la situación que estamos atravesando”.


 

Redacción: Alfredo Gutiérrez

Fotografías: Mauricio Ramírez