Emilio Maldonado: En crisis finaliza semestre en Decanato de Ingeniería Civil de la UCLA

Ingeniero Emilio Maldonado, Decanato de Ingeniería Civil (DIC-UCLA)

La desidia y el abandono en que se encuentra el Decanato de Ingeniería Civil de la Universidad Centroccidental Lisandro Alvarado (DIC-UCLA), preocupa enormemente a sus autoridades, así como al personal docente, administrativo y obrero, quienes de la mano de los estudiantes, pilar fundamental para esta casa de estudios superiores, exhortan al Gobierno a tomar correctivos que permitan un buen desenvolvimiento en las actividades académicas y administrativas.

Su autoridad, el ingeniero Emilio Maldonado destalló que en la actualidad, el decanato está finalizando semestre. Se encuentran en proceso de sustitutiva, transcripción de notas, y entrega de boletín, actividad académica y administrativa que a duras penas se ha venido desarrollando por las fallas que ha venido presentando la red y los servidores por las fallas eléctricas. Situación “que nos dificulta, genera atrasos y molestia en los estudiantes., pero seguimos trabajando y luchando para que el decanato cumpla con sus actividades programadas y de puertas abiertas”.

Asegura que el problema eléctrico es latente en el Decanato de Ingeniería Civil, tanto así, que en lo que va de año se ha trabajado prácticamente con una sola fase, “eso es una pelea constante con Corpoelec para que nos solventen el problema. Vienen, lo arreglan, pero a las pocas semanas se vuelve a caer. Situación que nos perjudica porque trabajamos a medias y con atrasos”.

El decano agrega que los baños también colapsan con el problema eléctrico, porque el sistema de bombeo se paraliza, lo que genera contaminación sanitaria y molestias en quienes hacemos vida en estos espacios de la UCLA, “solo pedimos al Gobierno que evalúe todas estas fallas. Que reconozca que la universidad necesita recursos para su buen desenvolvimiento”.

El profesor Maldonado detalló que el decanato que representa, muestra los mismos problemas que resto que conforman la Universidad Centroccidental Lisandro Alvarado; deterioro en la infraestructura, falta de recursos e insumos, así como de vigilantes internos, lo que ha ocasionado que las instalaciones sean blanco de robos y hurtos. “El Decanato está desprotegido. Este año superamos los seis robos. Lo triste, es que en los alrededores del DIC hay un Comando de la Policía y otro de la GNB”.

Sobre la diáspora de estudiantes que han tenido que abandonar sus estudios por la situación económica que atraviesa el país, el profesor Emilio Maldonado detalló que la matricula se ha visto afectada entre un 19 y 25% en el tercer, cuarto y quinto semestre, del resto se ha mantenido, “esperamos que siga así y que esta situación mejore por el bien de todos”.


Redacción: Alfredo Gutiérrez

Foto: Mauricio Ramírez