34 graduando de la UCLA reciben título de Ingeniero Agroindustrial

Cumpliendo con el Reglamento de Graduaciones, Normas y Procedimientos para Actos de Conferimiento de Títulos, Diplomas y Certificados, la autoridades rectorales de la Universidad Centroccidental Lisandro Alvarado (UCLA), entregaron su credencial como Ingeniero Agroindustrial a 34 graduandos en un acto público y solemne llevado a cabo en el Auditorio Ambrosio Oropeza, la mañana del pasado viernes 28 de junio.

En la ceremonia acompañada por la Orquesta de Cámara de la UCLA, bajo la dirección del profesor Jesús Rodríguez, estuvieron presentes autoridades de esta casa de estudios representada por el doctor Edgar Bartolomé Alvarado Ramírez, vicerrector administrativo, así como de familiares, e invitados especiales de los graduandos del Decanato de Agronómia, quienes cumplieron fielmente a su pensum de estudio del programa académico.

Anderson Andrés Echeverría Querales, por su distinción Cum Laude, fue el responsable de solicitar la entrega de los títulos, y tuvo el honor de ser el orador de orden del acto solemne tras alcanzar un promedio académico de 17,34 puntos, “nunca imaginé que estaría aquí de píe teniendo el honor de dar este discurso que basaré en tres valores esenciales que el conferencista Nelson Cubides, establece como formula de éxito que es igual a tres “D” como deseo, determinación y disciplina”.

Al detallar cada uno de los valores agregó que Deseo, es la capacidad de proponerse metas en la vida como la “que iniciamos un 9 de enero de 2012, donde la mayoría de los hoy graduandos anhelábamos ingresar a esta universidad sin importar la distancia. Deseábamos estudiar una carrera diferente con la cual combatiéramos la desnutrición mundial, una carrera que ni tus padres sabían que existía por ser tan compleja e integral que para comentársela a nuestros amigos, debíamos consultar Wikipedia. Deseo que se vio más intensificado cuando gozamos de los beneficios de ser uclaístas”.

Agregó, “recuerdo que disfrutamos de la época dorada y bonita de la UCLA, sin embargo también vivimos momentos muy duros como las protestas del año 2014, a partir de allí comenzamos a experimentar el segundo valor llamado Determinación, la capacidad para perseverar en esa meta propuesta y no desfallecer. Para alcanzarla tuvimos que luchar por un semestre que dábamos por perdido, tuvimos que ver clases en las mañana y alzar nuestras voces en las tardes hasta que cambiamos pupitres por pancartas para enfocarnos en lo que era prioridad, la lucha por la libertad, sufrimos lo que era un perdigón, una bala y correr dentro de nuestros propios recintos universitarios para salvar nuestras vidas hasta entender que nuestra lucha no representaba una capucha, sin embargo, el deseo y la determinación no bastaban para lograr esa meta, hacia falta un tercer valor llamado Disciplina, la capacidad de invertir tiempo en esa meta que te propones”.

“Nosotros invertimos siete años, seis meses y 21 días. Luego de pasar por esos amargos momentos tuvimos que invertir aún más tiempo tratando de recuperar las reivindicaciones estudiantiles que poco a poco fuimos perdiendo. Ya para 2017 nada era igual, pero seguimos disciplinados a pesar de las dificultades estudiantiles y los problemas sociales. Hoy 28 de junio del presente año, valió la pena ese dolor, ese sufrimiento, alcanzamos nuestras metas. Somos ingenieros”.

El doctor Edgar Bartolomé Alvarado Ramírez, vicerrector administrativo de la UCLA, agradeció al hoy ingeniero Echeverría por su discurso de orden, “muy agradecido por sus palabras”. Al resto de los graduandos los invitó a seguir luchando por las metas que desean alcanzar en el transitar de sus vidas, “Hoy son Ingenieros Agroindustriales. Recibir el título universitario nos enfrenta al compromiso de definir cual será el perfil profesional que se necesita para proporcionar alternativas de solución a los problemas sociales y económicos que enfrenta el país en materia agroalimentaria”.

Indicó que en manos de los Ingenieros Agroindustriales está el desarrollo de un modelo sostenible, equilibrado y competitivo, “solo el esfuerzo como profesionales egresados de nuestras universidades puede salvarnos. Gracias por prepararse para ser mejores e iniciar la lucha desde sus trincheras. Apuesten a Venezuela para su reconstrucción utilizando las mejores prácticas de producción. Felicidades y que surjan de ustedes la oportunidades de innovación. Enfrenten los restos y oportunidades que surjan con seguridad, perseverancia, iniciativa, disciplina, capacidad para gerencial, tomar decisiones y trabajar en equipo. Es responsabilidad de todos cuidar los ecosistemas y la intervención del ser humano en la naturaleza. Conservemos el equilibrio y la armonía entre el hombre y la tierra”.

 


Redacción: Alfredo Gutiérrez

Fotos: Andreyna Perozo