En su visita al DEHA: No hay nada más sublime que tener a la madre de Dios en nuestro hogar

Esta mañana, docentes, estudiantes, personal administrativo y obreros de la UCLA, recibieron con aplausos y cantos marianos a la Divina Pastora en las instalaciones del Cuartel Jacinto Lara, sede del Decanato Experimental de Humanidades y Artes (DEHA), de la Universidad Centroccidental Lisandro Alvarado.

El homenaje que todos los años recibe la Virgen en dicha edificación ubicada en la carrera 15 entre calles 26 y 27 de Barquisimeto, también contó con la presencia de los vecinos del casco histórico de la ciudad, quienes este lunes 28 de enero acompañados por la cofradía veneraron con especial cariño y devoción a la Excelsa Madre.

“Divina Pastora de las almas, te damos la bienvenida” decían los presentes, quienes también recibieron la bendición del padre Alfonso Rojas, capellán del DEHA, y párroco de la Iglesia Concepción, quien con sus palabras de alabanzas, plenitud, gracia y camino de formación cristiana y de conciencia dio paso a las voces de los integrantes de la Pastoral Universitaria, quienes con cantos llenaron la jornada de fervor y fe mariana.

Profesora Gisela Boscán, decano de Humanidades y Artes de la UCLA

La profesora Gisela Boscán, decano de Humanidades y Artes, manifestó su satisfacción de recibir junto a la familia uclaísta a la Divina Pastora, “que mejor saludo que decirte Viva la Divina Pastora. Te damos las gracias por tu visita. Sabemos que con tu llegada al Decanato nos traes esperanzas y buenas noticias. Solo te pedimos Virgen Santa que nos ayudes en nuestras enseñanzas y aprendizajes para que juntos construyamos el país que queremos y merecemos. Llena de valor y fortaleza nuestra alma y corazón”.

En nombre de las autoridades de la UCLA, la profesora Boscán, agradeció a los vecinos y comunidades cercanas por acompañarlos a recibir a la Divina Pastora, a quien pidió que ilumine a todos los trabajadores de esta casa de estudios, en especial a sus hijos, los estudiantes, “te pedimos madre, que nos ilumines para poder cumplir la misión de enseñar. No hay nada más sublime que tener a la madre de Dios en nuestro Hogar. Bienvenida Divina Pastora, bendícenos”.

En el homenaje a la Patrona de los larenses también se pidió por los líderes de las iglesias y por los gobernantes para que cumplan con esa misión de acompañar al pueblo venezolano a su pronta liberación y reine nuevamente la paz, unión y el desarrollo económico y social. La misma petición fue para los enfermos para su sanación, y por el descanso eterno de esas almas que partieron del espacio terrenal para unirse al Señor.

“Madre has que seamos luz para los que viven en tinieblas”…

 

 


Fotos: Mauricio Ramírez