La fe es un motor que mueve a las organizaciones

A manera de compartir ideas sobre la función de las organizaciones basadas en la fe cristiana, docentes y alumnos de la licenciatura en Desarrollo Humano de la Universidad Centroccidental Lisandro Alvarado (UCLA), participaron en una videoconferencia organizada en el Salón de Usos Múltiples del Rectorado.

La intención fue demostrar cómo las organizaciones promueven condiciones favorables para el desarrollo, al igual que potencian el talento de las personas, explicó Rubén Belisario, docente del programa y promotor de la actividad que forma parte de sus tesis doctoral en el área de sociología.

Vinculé mi trabajo de extensión con la UCLA, la materia que imparto, mis alumnos y el proyecto de jóvenes misioneros. Tuve la curiosidad por todo lo que allí se maneja y vi que la fe es un motor que mueve a las organizaciones”, aseguró Belisario.

Los presentes tuvieron oportunidad de expresar inquietudes y experiencias en conexión directa con profesores de la Universidad Pública de Navarra, España, quienes también fungen como directores de tesis del docente

Belisario mencionó que su trabajo busca determinar el impacto social de la fe en el campo productivo. “Una vez que demostremos que estas organizaciones sí aportan desarrollo, estudiaremos su funcionamiento e identificaremos cómo la fe determina su acción social”, dijo.

Fe en el futuro

Por su parte, el director del programa en Desarrollo Humano de la UCLA, Carlos Meléndez, resaltó la importancia que tiene esta actividad para los estudiantes debido a su perfil de investigación social. “Ellos deben centrarse en los problemas que obstaculizan el desarrollo, pero también las oportunidades que lo favorecen”.

Aseguró que esta jornada en donde se emplean herramientas de alta tecnología, permite la conexión con expertos de otros continentes, lo que es una muestra de la motivación y el interés que por fe mantienen los docentes universitarios para seguir construyendo futuro.

Texto: Lcdo. César A. Crespo A.

Fotos: Lcda. Andreyna Perozo