La Universidad debe formar conciencias y corazones para la fraternidad

Con motivo de la celebración del quincuagésimo sexto aniversario de la Universidad Centroccidental Lisandro Alvarado (UCLA), este lunes 24 de septiembre la institución realizó una Misa de Acción de Gracias por todas las bendiciones recibidas durante su trayectoria.

El Vicario Episcopal regional, Juan José Aldaz, ofició la sagrada eucaristía en las instalaciones del Auditorio Ambrosio Oropeza. En su mensaje dirigido a la comunidad universitaria presente, aprovechó la oportunidad para resaltar que la UCLA también debe abrirse al proyecto de Dios.

El plan de Dios es formar mentes y corazones para la fraternidad, formar conciencia. Ciertamente la Universidad es fuente del conocimiento… El problema está cuando es un conocimiento sin conciencia y se usa para la idolatría personal o institucional”, expresó.

Durante su homilía aseguró que las tiranías y los proyectos totalitarios pretenden apagar la conciencia de los ciudadanos para que solo vean por sí mismas y no por sus hermanos.

Gracias a Dios hace 56 años alguien sembró una semilla con mucha humildad e ilusión (…) Cuando esa semilla es bendecida por el Creador va a crecer, florecer y dar su fruto”, explicó en alusión a la historia de esta casa de estudios.

Instó a la comunidad universitaria y a la ciudadanía a no permitir que la Universidad fallezca porque ella “es el alma de la nación”. Por ello no se puede permitir que unos “patanes” logren la destrucción de las instituciones y el país, concluyó el presbítero.

Texto: Lcdo. César A. Crespo A:

Fotos: Lcda. Andreyna Perozo